Características e historia del parapente

Es la aeronave más sencilla posible que vuela entrenuvols sin motor pero a la vez segura del todo y de forma agradable. Es flexible con forma de ala y se mueve por la fuerza de la gravedad y el viento relativo. Es un planeador  y vuela como ciertas especies de pájaros  aprovechando las corrientes ascendentes del aire para ganar altura.

 

Es deporte del parapente es la forma más asequible de volar.


Se trata de una aeronave que depende de la méteo como la mayoría de aparatos voladores y que proporciona una actividad y sensaciones muy agradables, suavidad y sin brusquedades como pueden ser caídas fuertes en los despegues / aterrizajes. Si no has volado nunca es una aventura parapente pero teniendo en cuenta que la realidad hace que sea del todo seguro poniendo en duda el concepto de aventura.


Los primeros parapente surgieron hace décadas sobre finales de los 70 y los 80 de forma que han evolucionado a nivel de planeo y seguridad de una forma exponencial.


El material actual no tiene nada que ver  con los primeros parapentes. En la actualidad son de diferentes niveles, medidas y características, desde el parapente de escuela hasta el máximo nivel de competición. En AGERAIR los parapentes biplazas  son de la categoría de máxima seguridad y además los renovamos mucho antes de lo que pertocaría por su uso y desgaste.


Tenemos parapentes certificados que han pasado pruebas de homologación de resistencia, peso y comportamiento en vuelo. Tirarse en parapente se hace con el mejor material certificado posible.


Volvemos a insistir que la seguridad tanto para el pasajero como para los pilotos está por encima de todo.

Lo que vuela no es el motor sino las alas de los aviones. En el caso del Parapente no hay ningún motor que pueda fallar y por tanto se trata del vuelo en su máxima esencia.  ¿Verdad que los pájaros no llevan motor? El caso del parapente únicamente es un ala que nos llevará allí donde queramos tal y como pasa en las competiciones donde se hacen pruebas de más de 100 km.

Sin querer entrar en datos técnicos el teorema de  Bernoulli es la aplicación teórica de porqué vuela un parapente, un avión, un helicóptero, etc.
La forma aerodinámica que tiene un parapente es igual a la del ala de un avión con la diferencia que su velocidad es mucho más lenta y por tanto nos permite despegar con nuestras piernas y aterrizar de forma segura de la misma forma.


http://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_Bernoulli


La manera de dirigir un parapente depende totalmente del piloto y no es necesario que el pasajero tenga conocimientos aeronáuticos. El piloto actúa sobre el borde de fuga de manera similar a los alerones de los aviones. Así podemos dirigir a derecha o a izquierda para ir allí donde haga falta buscando ascendencias térmicas o laderas dinámicas y aterrizando suavemente en nuestro destino.


La duración del vuelo en parapente depende de las condiciones méteo. Para una persona que no ha volado nunca recomendamos unos 30 minutos a pesar de que si el pasajero está a gusto podemos intentar alargar el vuelo tanto si se trata de un regalo personalizado como si no.

Cuando el pasajero no está acostumbrado a volar más de 30 minutos acostumbra a comportar un malestar a nivel de ligeros mareos que siempre intentamos evitar. Piensa que los vuelos biplaza de más de una hora son del todo habituales con clientes que repiten con nosotros. Los saltos en parapente que duran varias  horas los hacemos a nivel individual ya que estamos del todo acostumbrados a coger altura e irnos de “cross”.

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso.